octubre 17, 2020

Puntos calientes de Pomerania

Por Roselina

¿Qué son los puntos calientes de un perro?

Los puntos calientes de Pomerania también se llaman eczema húmedo o llagas de verano. Los puntos calientes en un perro pueden hacer que un perro y su dueño se sientan muy infelices.

Las horribles lesiones húmedas en la piel aparecen y luego empiezan a crecer cada hora. Aunque cualquier pomeraniano puede sufrir este problema, algunos pomeros parecen más propensos a los puntos calientes.

Estos perros suelen tener un pelaje grueso, o un pelaje enmarañado, y también pueden tener un historial médico de problemas en el saco anal, infestaciones de pulgas, infecciones de oído y alergias. La mayoría de los pomeranos con este problema fueron mordidos por pulgas, mosquitos, garrapatas u otros insectos o tienen alergias importantes.

<img src="https://pomerania.club/wp-content/uploads/2020/09/709199172d6ade1d135c2205d8a83fdb.jpg"

>

Prevención de puntos calientes en Pomerania:

  • Asegúrate de que tu Pomerania no tenga pulgas.
  • Peina su cabello regularmente para evitar enredos y asegurar que el cabello esté suelto.
  • Asegúrate de que todo el champú sea lavado a fondo del pelaje y el cuerpo del pomerano después del baño. El champú seco puede causar irritaciones y/o picores.
  • Añade un suplemento de ácido graso Omega a la comida de tu mascota para ayudar a evitar problemas de la piel.

Curar los puntos calientes de Pomerania

Es absolutamente crítico que lleves a tu perro al veterinario en el momento en que veas aparecer un punto caliente. Pueden crecer rápidamente y al día siguiente, pueden ser el doble de grandes, causando a su mascota muchas molestias. El veterinario puede necesitar usar antibióticos y/o cortisona, así como métodos de limpieza, y puede ser necesario recortar o afeitar las zonas de pelo.

Acciones que puedes tomar inmediatamente para que los puntos calientes de Pomerania sean un poco más soportables antes de conseguir una cita con el veterinario:

  • Lave la(s) zona(s) afectada(s) con un antiséptico o un astringente suave a base de agua. Luego seque el área completamente.
  • Aplica una compresa caliente y hazla lo más caliente posible sin causar ninguna quemadura.
  • Aplique una mezcla de agua y bicarbonato de sodio en el área del problema.
  • El remedio casero para perros Listerine suele tener éxito. Ponga un poco de Listerine en la lesión usando un algodón.
  • Si el punto caliente está irritado, use polvo para la erupción del pañal o almidón de maíz. Seque y quite el polvo del área afectada.
  • Otra cura son los puntos calientes de los perros salados de Epsom. Utiliza sal marina o sal de Epsom y empapa el punto caliente.
  • Usar gel de aloe vera recién exprimido para curar y calmar el punto caliente.
  • Aplique una gran cantidad de avellana en los puntos calientes con bolas de algodón.
  • Ponga agua hervida y enfriada en un atomizador y añada una cucharada de vinagre de sidra de manzana y rocíe las lesiones tan a menudo como sea necesario.
  • En casos extremos, el veterinario puede recomendar el uso de un collar isabelino para que su perro no se rasque la zona dolorida y le dé tiempo a sanar adecuadamente.
  • Pregunte a su veterinario por el mejor champú para los puntos calientes.
  • Si el problema se repite con regularidad, el veterinario debe comprobar si hay problemas de tiroides.

(Ninguna valoración todavía)
Cargando...