octubre 25, 2020

Cómo elegir el mejor veterinario de Pomerania

Por Roselina

Después de leer esa lista de enfermedades potenciales, puede que se sienta un poco abrumado y un poco bloqueado por la perspectiva de poseer un Pomerania. No deberías estarlo.

La elección de un buen criador le asegurará la obtención del mejor cachorro posible. Y, verificar con el criador que se han realizado todas las pruebas genéticas junto con las primeras vacunas del cachorro le dará una ventaja para criar un cachorro sano.

Otra cosa que te ayudará a criar un Pom saludable es elegir el mejor veterinario pomerano que sea adecuado para tu familia y tu Pom. Elegir un veterinario de familia es tan importante como elegir un médico de familia.

El mejor veterinario de Pomerania

Quiere un veterinario que sea amable, inteligente y que esté dispuesto a trabajar con usted. Investiga un poco antes de traer a casa tu Pomerania o poco después. Siempre es mejor tener un veterinario familiar elegido antes de que surja un problema médico. Una buena manera de empezar a buscar a su veterinario es de boca en boca. Pregunte por ahí.

Hable con sus amigos, familia y compañeros de trabajo sobre a quién utilizan como veterinario de la familia. Otras personas que son maravillosas para pedir recomendaciones de un veterinario son su criador, profesor de la clase de obediencia, o su peluquero.

Cómo encontrar el mejor veterinario para los perros pomeranos

Recuerde, no todos los veterinarios se especializan en animales pequeños. Algunos son estrictamente veterinarios de animales grandes. De los veterinarios que le han recomendado, ¿cuáles son estrictamente veterinarios de pequeños animales o de perros específicos? Los veterinarios especializados en Pomerania probablemente no existen.

Puedes Leer  La mejor pasta de dientes para perros de Pomerania

Querrá elegir un veterinario que esté bastante cerca de su casa. Si surge una emergencia, no querrá estar a dos horas de distancia.

También comprueba sus horas de oficina. ¿Están abiertos el sábado?

¿Tienen horas extras para que puedas hacer citas después del trabajo? ¿Tienen un número de emergencia al que puedas llamar fuera de horario?

Después de reducir tus opciones, visita sus oficinas y haz preguntas.

  • ¿Aceptan emergencias?
  • Si no lo hacen, ¿tienen una recomendación de qué hacer en caso de emergencia?
  • ¿Hay algún hospital de emergencia cerca al que se refiera?
  • Pregunte al veterinario si está familiarizado con los pomeranos y las condiciones médicas que a veces se presentan. ¿Ha tenido experiencia previa con alguna de estas condiciones?
  • ¿Es el único veterinario que trabaja en la oficina o tiene socios?
  • ¿Lo verás siempre o a veces verás a los otros veterinarios?
  • Visita con su equipo de empleados como la recepcionista. ¿Son amigables y considerados?
  • ¿Se necesitan citas o se aceptan clientes sin cita previa?
  • Escuche cómo el veterinario responde a sus preguntas. ¿Es amigable y está dispuesto a hablar?
  • ¿O es corto de respuestas y está demasiado ocupado para hablar con usted?
  • ¿Proporciona su oficina algún otro servicio, como aseo o alojamiento?

Echa un vistazo a sus instalaciones.

  • ¿Está limpio y bien administrado?
  • ¿Huele?
  • Un factor importante en la elección de un veterinario es, por supuesto, el costo. Si se siente cómodo preguntando, averigüe cuáles son sus honorarios por cuidados generales como chequeos o vacunas. Además, ¿aceptan tarjetas de crédito? ¿Estará dispuesto a trabajar con usted en los pagos si ocurre algo caro como la necesidad de una cirugía?

Si decide elegir un veterinario que esté afiliado a un hospital de animales en vez de en la práctica privada, compruebe si el hospital es miembro de la Asociación Americana de Hospitales de Animales (AAHA). Los veterinarios también pueden estar certificados por el consejo en un área particular de la medicina, como la cardiología o la cirugía.

Elegir un veterinario responsable es sólo una parte del trabajo. También debes aprender a ser un buen cliente. Aprende lo que es normal en tu Pomerania y ser capaz de reconocer si hay algo lo suficientemente malo como para justificar una visita a tu veterinario.

  • Visite a su veterinario con regularidad para chequeos y siempre haga citas.
  • Siempre llega a tiempo a sus citas.
  • Nunca dejes que tu pomerania ande suelto por la oficina.
  • Manténgalo siempre con una correa y preferiblemente en sus brazos.
Puedes Leer  Protege tu Pomerania de garrapatas, mosquitos y pulgas

Si tiene una emergencia, llame para ver si el veterinario está disponible. Si no lo está, pida que lo remitan a un hospital o servicio de emergencia cercano. Y lo más importante, no llame a su veterinario fuera de horas para preguntas que puedan ser respondidas durante el día de trabajo. Los veterinarios también tienen vidas.

Hacerse estas preguntas al elegir un veterinario y luego seguir las sugerencias sobre cómo ser un buen cliente asegurará que usted reciba el mejor cuidado posible de su veterinario cuando lo necesite y pueda desarrollar una relación larga y duradera.

Su primer chequeo de salud de Pom

Tan pronto como llegues a casa con tu nuevo cachorro de Pomerania, debes llamar y reservar un chequeo completo con el veterinario. El contrato del criador puede incluso incluir un período específico en el que esto debe hacerse para mantener la buena salud del cachorro.

La cita inicial debe ser exitosa

La visita inicial al veterinario tiene más importancia que cualquier otra visita. Su cachorro necesita darse cuenta de que las visitas al veterinario pueden ser divertidas. Para asegurarse de que esto ocurra, siga algunos consejos.

Toma todos los registros del criador cuando vayas al veterinario. También proporcione una muestra de heces para que su veterinario pueda comprobar la presencia de parásitos. Coloque a su cachorro en una pequeña caja o bolsa de viaje durante el viaje. Mientras esté sentado en la sala de espera, asegúrese de que esté lo más cerca posible de usted y asegúrese de que no ladra a otros animales. Los demás dueños lo agradecerán, ya que pueden tener mascotas enfermas.

Puedes Leer  El conducto arterioso persistente (PDA) y el pomerano

Toma algunas de sus golosinas favoritas para que el veterinario las use para que esté cómodo durante el examen. Es prudente evitar las búsquedas de cavidades y agujas durante la primera visita, a menos que sea crucial. Si es así, pídale al veterinario que use la aguja de menor calibre posible para que el cachorro apenas la sienta.

Durante esta visita, el veterinario le aconsejará sobre los problemas comunes de los cachorros (por ejemplo, los gusanos) y cómo tratarlos. También querrá hablarle sobre el calendario de vacunación del cachorro.

En este primer examen, el veterinario hará varias cosas para comprobar la salud de su cachorro:

  • Escuchará el corazón de su mascota para asegurarse de que no hay ningún problema inusual.
  • Tu cachorro será pesado.
  • Sus encías y dientes serán revisados minuciosamente.
  • También se le revisarán los párpados y los ojos.
  • Las rodillas podrían ser revisadas para ver si hay signos tempranos de debilidad de la rótula.
  • Puede que algunas vacunas ya estén listas y las administrará lo más suavemente posible. El plazo variará dependiendo de la edad de su cachorro.

Antes de salir de su clínica, haz todas las preguntas que puedas tener. También haga la siguiente cita para las próximas vacunas. Si tu cachorro está muy nervioso, puedes visitar la clínica a veces sólo para sentarte y acostumbrarlo a la sala de espera.

Si tiene algunas visitas en las que no ocurre nada “malo”, se sentirá más cómodo con el veterinario y el resto del personal. Siempre apreciarán esta atención extra ya que facilita su trabajo para todas las futuras visitas.

Si compras un Pomerania adulto, aún necesita un chequeo en pocos días. El veterinario lo examinará a fondo, de la misma manera que lo haría con un cachorro, pero lo más probable es que también le haga un chequeo de gusanos del corazón.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...